FANDOM


Pabellon Dorado

Pabellón Dorado. Periodo Momoyana, 1553 - 1615.

Los más antiguos documentos sobre la historia de Japón datan del siglo III d.C. Las narraciones correspondientes a la primera época son abundantes en leyendas, pero no en afirmaciones históricas. Incluso, una crónica oficial china registra la primera mención de Japón en el año 57 d.C. Allí se nombra el estado de Nu en Wo, uno de los numerosos estados que ocupaban el archipiélago japonés.

En sus comienzos, el Japón fue poblado por tribus nómadas que provenían del Asia central, que se establecieron alrededor del año 3000 a.C. Algunas de ellas se instalaron en la isla de Honde y otras, en la isla de Kiushiú. Las primeras fueron aparentemente las más poderosas y sometieron a las demás. Los japoneses consideran que su primer emperador fue Jimmu Tenno, venerado como descendiente de Amaterasu, la diosa del Sol, y fundador de la dinastía que regiría por siglos "El Imperio del Sol Naciente". Dado ese origen, no eran considerados como personas, sino que se les reconocía una naturaleza sobrehumana.

Los Emperadores MonjesEditar

El gobierno de los emperadores se complementaba con la influencia de una aristocracia que disponía de un poder nada despreciable. Según se cuenta, fue bastante frecuente que, una vez conocido el budismo, y aceptado como religión oficial, los emperadores se retiraran de la residencia imperial y permanecieran un tiempo en un convento budista. Esta circunstancia era aprovechada para gobernar desde ese lugar y evitar las influencias de familias como la de los Nakatomi, que habían logrado que el cargo de primer ministro fuese hereditario. Durante el gobierno de estos emperadores, fue instituido el primer servicio de censo del pueblo, que era utilizado para establecer las contribuciones anuales de cada familia.

Los samuráisEditar

Ya en los primeros siglos de nuestra era, las luchas civiles entre familias nobles que pugnaban por el poder se habían agudizado en Japón. Esto sucedió a medida que el emperador perdía paulatinamente autoridad.

Para combatirse mutuamente, estas familias acudían al apoyo de los samuráis. Eran jinetes guerreros, equipados con armadura y espada. Dedicaban su vida al arte de la guerra y su entrenamiento era permanente. Pertenecieron a una clase privilegiada, ya que estaban libres de impuestos y recibían como recompensa tierras de su señor. Se conocía como Bushido al código moral que establecía que todo jinete debía morir en combate y que debía felicitar a su adversario, que tenía la valentía de matarlo.